Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Para ver cine en Gijón/Xixón

teatro nocheComo en la mayoría de las ciudades españolas, en los últimos años han ido cerrando sus puertas las clásicas salas de proyección para dar paso a los nuevos multicines.

Aqui puedes encontrar una breve historia de los cines de Gijón/Xixón, esos lugares que se conservan en la memoria de muchos gijoneses y que, como en el cine, guardan entre sus paredes miles de historias.

La primera proyección de cine en Gijón/Xixón fue un 12 de agosto de 1896 en el antiguo Teatro Jovellanos, que actualmente es la biblioteca pública que también lleva el nombre del ilustrado gijonés. Una placa en la entrada del edificio nos recuerda este hecho.

Posteriormente se proyectaron con un cinematógrafo Lumiere las primeras películas grabadas en Gijón/Xixón: Vista de un rompeolas, tomada desde el cerro de Santa Catalina, y Vista del Campo Valdés, tomada a la salida de la iglesia de San Pedro . Con las proyecciones convertidas ya en una tradición, en agosto del año 1900 se instalan en Gijón cinematógrafos en barracas.

En 1910 se abre al público el primer edificio construido para albergar un cine, el Versalles, que más adelante cambiaría el nombre por Goya. Este cine se cerró en 1981 y el edificio, del que se desconoce el nombre del arquitecto, se derribó en 1987. Actualmente ese antiguo espacio cinematográfico lo ocupa el hotel Begoña.

Manuel y Juan Manuel del Busto firmarán los edificios de la mayoría de los cines gijoneses. Suyo es el Cine Avenida, conocido en principio como Cine Astur. Las obras se iniciaron en 1934 en la esquina de la calle de Álvarez Garaya con la de Libertad. De estilo racionalista, el edificio fue derribado en 1970.

Al igual que el Cine Avenida, el María Cristina pertenecía a la empresaria Consuelo Laca, quien bautizó el local con el nombre de su nieta y, al mismo tiempo, homenajeaba a la reina, a la que admiraba. Manuel del Busto aprovechó la fachada principal del inmueble de estilo decimonónico, que originalmente ocupaba el número 54 de la calle Corrida. El edificio se construyó en 1938 y era capaz de albergar a 646 espectadores. No pudo ser inaugurado hasta el año 1943, como consecuencia de la Guerra Civil. El Cine María Cristina desaparece en 1993, fue derribado en 1996, aunque conserva la fachada, y pasa a formar parte de un edificio moderno.

También en la calle Corrida, esquina con la calle de Asturias, se levantaba el Cine Robledo, también de Del Busto. El proyecto buscaba dignificar este tipo de salas, por lo que se edificó un inmueble que se aproximase, en lo arquitectónico, a los teatros. Otra de las características del proyecto original fue la monumentalidad, ya que la intención del arquitecto era crear un espacio con capacidad para 1.000 espectadores. Los altos precios de los materiales conllevaron que las dimensiones del edificio, finalmente, fuesen más reducidas. El cine Robledo desapareció en el año 1992. Se mantuvo la fachada y se reconvirtió en viviendas, instalándose en sus bajos un restaurante de comida rápida.

De los mismos arquitectos fueron también el Cine Arango y el Cine Albéniz, inaugurados los dos en 1951. El Cine Arango, que en principio recibió el genérico nombre de X, fue construido con materiales incombustibles y su interior revestido de corcho, para evitar que el sonido se transmitiese a la sala contigua, el Albéniz, entonces aún sin bautizar y denominado tan sólo Cine Y. Los dos cines desaparecieron en los años 90. El Arango cuenta con el honor de ser el último gran cine gijonés en cerrar sus puertas, el 30 de diciembre de 1999 emite la última película, Astérix contra el imperio del César . En la actualidad, el Albéniz ha recuperado su marchamo de local de entretenimiento como discoteca y sala de conciertos, mientras que el Arango albergo una clínica médica.

El Cine Hernán Cortés nació dentro de un faraónico proyecto empresarial dirigido por José Juan Suárez y Cipriano Ojeda. En 1949 los dos empresarios solicitaron un permiso para edificar un inmueble, en la esquina de las calles Fernández Vallín y Padilla, que contuviese un cine, varios despachos, salón de fiestas y 90 habitaciones de hotel. Fue inaugurado el 6 de abril de 1958 con el estreno, en technicolor y cinemascope, de la película Fantasía, de Walt Disney. Años más tarde, el 4 de diciembre de 1964, tuvo lugar otro importante estreno. Se trataba de Jandro, película rodada en Asturias por Julio Coll. Para esta ocasión se exhibió en el hall de entrada la maqueta de una mina y se contó con la presencia en el patio de butacas de su protagonista, el actor gijonés Arturo Fernández. Cerró sus puertas definitivamente el 31 de marzo de 1994 con la proyección de la película El jardín secreto, del asturiano Carlos Suárez. En sus instalaciones podemos encontrar hoy el Casino de Asturias, que alberga el Centro de Interpretación del Cine de Asturias.

Otros nombres que evocan cines en Gijón/Xixón son Cine Pumarín, Ideal, Brisamar, Natahoyo, los Campos, todos ellos desaparecidos. De igual forma, los Cines Fresno y los Hollywood, que abrieron a finales del siglo XX, dentro del concepto de salas multicine, cerraron en 2005, marcando un declive en los usos cinematográficos de la ciudad.
Salas comerciales de cine
Nombre Teléfono

Yelmo Cineplex

985 308 137 , 902 124 134 (Reservas)

Autocine Gijón - Parque del Agua

984 108 457 / 674 278 708