Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Gijón se confirma como la capital mundial de la sidra

Votos

(Total de votos recibidos 422)

(Puntuación 2,70)

sidra

La inminente puesta en marcha de la "Ruta de la Sidra" genera notable expectación

Más de veinte llagares, más de doscientas sidrerías, más de cincuentas tiendas que ofrecen productos derivados de la manzana y la sidra… Gijón es sin duda el paraíso para los amantes del fruto prohibido, el rincón con más regonas, panquerinas y coloradonas del planeta, y por eso los responsables de la Sociedad Mixta de Turismo han considerado que ha llegado la hora de darle su valor, de crear una marca que aglutine a todas aquellas empresas que ofrecen algo vinculado a esta fruta tan nuestra.

Después de varias reuniones con llagareros y hosteleros, el apoyo a la iniciativa ha sido unánime, y en las próximas semanas verá la luz un ambicioso proyecto englobado dentro del Plan de Competitividad Turística de Turismo Gastronómico del Principado de Asturias.

Esto es solo el comienzo. El círculo de empresas colaboradoras no es cerrado y cada día que pasa la "Ruta de la Sidra" atrae a nuevos colaboradores, que pasarán a formar parte de un catálogo que mostrará todas las posibilidades de esta iniciativa.

Aglutinará a todos los llagares visitables. Buscará que los turistas vivan nuevas experiencias, que no solo tomen un culín en las sidrerías sino que además conozcan como se elabora la sidra, que mayen la manzana si nos visitan en otoño, que vean y palpen el proceso, para que comprendan el sentido de esta peculiar bebida. También se les enseñará a escanciar, a estirar el brazo y echar el líquido desde las alturas. Conocerán el porqué de este proceso que oxigena la sidra y hacer saltar a las partículas que realizan ese atractivo cosquilleo en la garganta.

Por su parte las sidrerías de la ciudad están creando un menú específico "Ruta de la Sidra", que incluirá dos entradas, plato principal y postre acompañado de una botella de sidra para cada dos personas. Los visitantes podrán conocer a través de un gastromapa dónde se ubican los establecimientos participantes.

También tendrán cabida en el proyecto los merenderos, lugares especiales donde tradicionalmente los gijoneses "merendaban". Con el paso del tiempo estos locales ubicados en las afueras, con mesas al aire libre y rodeados de verdes prados han ido cobrando protagonismo y unificando un estilo de comida basado en tortillas, chorizos a la sidra, quesos, embutidos… y un sinfín de platos informales a precios económicos. Ahora con la llegada de la "Ruta de la Sidra" tendrán su propio menú de merendero, la forma más divertida y barata de conocer la cocina tradicional asturiana.

El círculo se completa con las tiendas delicatessen y confiterías que ofrecen productos derivados de la manzana o la sidra, como mermeladas, licores, tartas y otras propuestas frutales.

Gijón se convertirá en "la gran manzana". ¿Se imagina el Empire State coronado por una botella de sidra? ¿Y el edificio Chrysler pinchado en su parte más alta por una manzana? Pues Gijón será manzanero desde La Calzada hasta Somió, desde Montevil hasta Cimavilla, desde Lavandera hasta Fano.

Al final, lo que se pretende crear bajo la denominación "Ruta de la sidra" es un nuevo producto turístico en Gijón, que integre en un mismo paraguas todos los recursos y servicios turísticos de interés relacionados con la cultura sidrera, facilitando la promoción y la comercialización conjunta y provocando el interés del visitante. Su vigencia será continua. No es un evento, no tiene un mes de duración, sino que la "Ruta de la Sidra" estará presente y activa todo el año.

Se fomentarán las visitas organizadas al Museo de la Sidra. Se ampliará la periodicidad del autobús de la sidra. Se potenciarán actividades en la Factoría Vegetal del Jardín Botánico Atlántico, impulsando catas, degustaciones, diseñando programas de formación, actividades para niños…

Palabras clave Turismo, 2011, Gastronómico, Gijón