Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Donación al Muséu del Pueblu d’Asturies de dos ambrotipos

Votos

(Total de votos recibidos 11)

(Puntuación 2,82)

MPA_darregotipo
Muséu del Pueblu d'Asturies


El Muséu del Pueblu d'Asturies ha recibido la donación de dos ambrotipos gracias a la generosidad de Javier González Santos, profesor de Historia del Arte de la Universidad de Oviedo, que adquirió precisamente con la intención de donarlos al Museo.

El ambrotipo es uno de los primeros procedimientos fotográficos de la historia. El primero fue el daguerrotipo, que fijaba las imágenes en una placa de cobre cubierta con un baño de plata y fue presentado en París en 1839, por el francés Louis Daguerre (1787-1851). Muy sensibles al contacto con el aire, se guardaban en unos estuches de madera y cuero protegidos con un cristal y una tapa. Eran además muy caros.

El Muséu del Pueblu d'Asturies tiene en su colección cuatro daguerrotipos que proceden de Castropol y fueron hechos en Cuba. Llegaron a Asturias de la mano de los emigrantes en aquella isla.

El ambrotipo inventado en 1851 EEUU, fue patentado en 1854 por su inventor, el norteamericano James Ambrose Cutting (1814 - 1867). Este tipo de fotografías se hace mediante la técnica del colodión húmedo. Gracias a ella se fija en una placa de cristal una imagen en negativo que, cubierta con laca negra por su parte posterior, dará un positivo. Ofrecía fotografías de gran calidad, que han llegado hasta nosotros muy bien conservadas. Se presentaban en los mismos estuches que los daguerrotipos. Tanto estos como los ambrotipos eran fotografías únicas.

La mayoría de los ambrotipos son retratos y para ello los retratados tenían que posar durante un largo tiempo completamente inmóviles. Aunque este fue el proceso más popular para hacer retratos en Estadio Unidos entre 1855 y 1860, los ambrotipos tuvieron poco tiempo de vida ya que fueron reemplazados enseguida por los negativos en placa de cristal, que permitían hacer muchos positivos en papel y a precios mucho más baratos que los dos procedimientos fotográficos anteriores.

Hasta la fecha, el Muséu del Pueblo de Asturias no tenía en su colección ningún ambrotipo. Los dos que acaban de ingresar proceden de Oviedo y pertenecieron a la familia de un emigrante gijonés que estuvo en Cuba y México.

En este caso ambos fueron hechos en México hacia 1860: uno es un retrato individual, que presenta un relieve que recuerda a las fotografías estereoscópicas, y el otro es un grupo familiar de tres personas. Los dos ambrotipos, que están en muy buen estado y conservan su estuche en perfectas condiciones, miden 12 x 9 cm.

La donación de estos dos ambrotipos enriquece la colección de fotografías del Museo, que a partir de ahora contará con dos ejemplos de uno de los procedimientos pioneros de la historia de la fotografía.

La implantación social del Muséu del Pueblu d'Asturies en Gijón/Xixón y en Asturias, queda bien reflejada en las abundantes donaciones, depósitos y legados con los que particulares, entidades, empresas etc. están contribuyendo a enriquecer sus fondos y colecciones.